Helado de sésamo negro con cerezas
Helado de sésamo negro con cerezas

Helado de sésamo negro con cerezas

Preparación | Just Spices
Preparación:
60 min.
Dificultad | Just Spices Dificultad | Just Spices Dificultad | Just Spices
Dificultad:
medium
Persona | Just Spices
Persona:
4

Ingredientes

2 cdas. de pasta de sésamo negro
5 yemas de huevo
100 g de azúcar
250 ml de leche entera
200 g de nata montada
1 cda. de sésamo negro
1 bote de cerezas en almíbar (350 g)
4 cdtas. de JS Beso de cereza cdtas. de JS Beso de cereza

Preparación

1
En un bol grande de acero inoxidable, bate con una batidora de mano durante unos minutos las yemas de huevo y el azúcar hasta conseguir una consistencia cremosa.

2
En un cazo, agrega la leche y la nata y calienta a fuego medio y calienta sin llegar a hervir. Añade la mezcla de leche y nata a los huevos removiendo constantemente.

3
Calienta la mezcla en un bol al baño María, removiendo bien con una espátula desde el fondo del bol.

4
La mezcla no puede hervir en ningún momento, se debe calentar a temperatura baja. Debe coger un poco de espesor y tener una consistencia ligera y espumosa.

5
Mezcla con la pasta de sésamo negro y remueve bien. Luego enfría la mezcla, sin dejar de remover y coloca el recipiente con la mezcla sobre otro recipiente helado anteriormente o con hielo.

6
Vierte la mezcla en la heladora para transformarla en helado. Si el helado está demasiado líquido, solo tienes que volver a congelarlo.

7
Si no dispones de una heladora, vierte la crema en un recipiente poco profundo y colócalo en el congelador. Remueve cada 30 minutos hasta que se haya enfriado lo suficiente.

8
Escurre las cerezas con un colador.

9
Por último, saca las bolitas de helado, decora con las cerezas, algunas semillas de sésamo negro y con el Beso de cereza y sirve.

Si no tienes pasta de sésamo negro, también puedes utilizar 3 cucharadas de semillas de sésamo negro y triturarlas hasta formar una pasta. Se puede mezclar con un procesador de alimentos, una picadora o con un mortero, aunque con esta última opción tardarás más tiempo. El resultado deberá ser una pasta ligeramente pastosa, consistente y suave.